"Sin unos ideales éticos

"Sin unos ideales éticos, un periódico podrá ser divertido y tener éxito, pero no sólo perderá su espléndida posibilidad de ser un servicio público, sino que correrá el riesgo de convertirse en un verdadero peligro para la comunidad".
Joseph Pulitzer

viernes, 18 de agosto de 2017

Reunión extraordinaria en Interior para valorar la amenaza terrorista

Imagen: Ministerio del Interior.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, presidirá este sábado, a las 11 de la mañana, en Madrid, una reunión extraordinaria de la Mesa de Valoración de la Amenaza Terrorista, que actualmente se encuentra en un nivel 4 (sobre 5).

Así lo ha informado el Ministerio del Interior a través de un comunicado, en el que también señala que Zoido estará acompañado por el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y por los máximos responsables de la lucha antiterrorista en España.

En la reunión, convocada tras el atentado terrorista peretrado ayer en Las Ramblas de Barcelona, estarán presentes los expertos en materia antiterrorista de la Policía Nacional, Guardia Civil, del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, del Centro Nacional de Inteligencia, de los Mossos d'Esquadra y de la Ertzainza.

Según informa Interior, el Nivel de Alerta Antiterrorista consiste en una escala compuesta por varios niveles complementarios, cada uno de los cuales se encuentra asociado a un grado de riesgo, en función de la valoración de la amenaza que se aprecie en cada momento.

En la actualidad, España se encuentra en el nivel 4 (riesgo alto), nivel que se adoptó, por primera vez desde 2005 (cuando se introdujeron los Niveles de Alerta Antiterrorista por el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista como consecuencia de los atentados en Madrid del 11 de marzo de 2004).

Nunca antes España había estado en nivel 4 y esta medida se tomó el 26 de junio de 2015, tras los atentados ocurridos en Francia, Túnez, Kwait y Somalia. Anteriormente se había llegado al nivel 3 en xx ocasiones: julio de 2005 (tras atentados del 7J en Londres); en febrero de 2008 (con motivo de las Elecciones Generales del 9M); en junio de 2014 (por los actos de proclamación de Don Felipe como Rey de España); y en enero de 2015 (tras los atentado terroristas en París).

¿Cuáles son los criterios de activación de un Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA)?
La activación de cada NAA depende de la valoración de la amenaza y otras circunstancias asociadas a la misma. Por un lado, la amenaza se valorará en función de la intención, la capacidad y la probabilidad de comisión de un atentado terrorista.  Por otro, su correlación se valorará en función de la vulnerabilidad de los potenciales objetivos de ataque y su posible impacto o repercusión.

Posible despliegue militar
Cada nivel conlleva la inmediata puesta en marcha de un grupo de medidas específicas, adaptadas a la naturaleza de la amenaza. El nivel 5 (riesgo muy alto) llevaría aparejado el despliegue de efectivos de las Fuerzas Armadas. Una de las cuestiones a valorar es, precisamente, si la presencia militar en determinados puntos 'críticos' provocaría una mayor alarma social, dado que en España no es habitual ver militares en las calles, como ya ocurre desde hace tiempo en ciudades como París o Londres.

Cataluña, epicentro del terrorismo islámico en España

Tras el atentado terrorista ocurrido hoy en Barcelona, y después de haber escuchado comentarios que refuerzan lo que leeréis más abajo, recupero este artículo que escribí el día 16 de junio de 2011 bajo el título 'Cataluña es el epicentro del terrorismo islámico en España'. Todo mi apoyo y mi cariño a las víctimas, familiares, amigos... y a toda la ciudad de Barcelona.

Cataluña es el epicentro del terrorismo islámico en España

El objetivo de la vertiente salafista del Islam es volver a la época de esplendor de los antepasados –Salaf- del profeta Mahoma. Para ello emplean diferentes líneas de actuación: unos optan por la actividad social y política, otros por la predicación, y hay un tercer grupo (el de los salafistas yihadistas) que quiere devolver al mundo musulmán ese esplendor mediante la violencia terrorista, considerada para ellos como un deber religioso. Pues bien, precisamente son estos últimos los que han encontrado en España un teatro de operaciones para, desde aquí, conseguir fuentes de financiación y captar a nuevos miembros que se sumen a su Yihad (Guerra Santa) contra todos aquellos que no persigan sus mismos objetivos.

Y dentro del territorio español, Cataluña es el principal foco de islamismo yihadista que hay en nuestro país. De hecho, los Mossos d’Esquadra han constatado que desde esta comunidad autónoma se irradia salafismo (una de las vertientes más radicales del Islam) a comunidades como Murcia, Valencia o el País Vasco, “que son otros de los focos principales que tenemos con esta problemática”. Así de contundente se mostró la semana pasada David Miquel i Serra, mosso d’esquadra, durante su intervención en las I Jornadas de Terrorismo Yihadista que se celebraron en Madrid los días 10, 11 y 12 y que estuvieron organizadas por la Asociación 11M Afectados del Terrorismo.

“En el islamismo violento –dijo David Miquel- es donde se centra toda la preocupación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y de los servicios de inteligencia nacionales y extranjeros”. De hecho, y según explicó el mosso d’esquadra, en Barcelona hay presencia de prácticamente todos los servicios secretos, desde el Mossad israelí a servicios de inteligencia indios, pakistaníes o marroquíes. “Y si están aquí –añadió- es por algo”.

En España, y principalmente en Cataluña, además de haberse detectado células de la facción en el Magreb Islámico de Al Qaeda (AQMI) hay grupos pakistaníes. “Tanto AQMI como los grupos pakistaníes son los más peligrosos que hay”, aseguró el mosso d’esquadra, quien añadió que el objetivo de estas células terroristas es obtener financiación (mediante ‘colectas’, phishing, narcotráfico…) y apoyo logístico. En este último caso se incluye “la captación” de nuevos terroristas que, desde Cataluña, son enviados “a campos de entrenamiento en Irak o Afganistán.

La Yihad 2.0

Pero además, las fuerzas policiales españolas se encuentran con un grave problema al que hacer frente: la Yihad 2.0 que se mueve a través de Internet. “Resulta paradójico –afirmaba David Miquel durante su intervención- que los salafistas, que pretenden volver a los ancestros, utilicen las últimas tecnologías para llevar a cabo su lucha”.

Esta Yihad 2.0 cuenta con orientadores que rastrean la red para captar a los denominados grupos de individuos automotivados, “que son aquellos que quieren participar en la yihad pero que no saben cómo hacerlo”. Los orientadores, aseguraba el mosso d’esquadra, “son un elemento clave en la lucha contra el yihadismo salafista, porque, sin ellos, los individuos que se motivan solos y que quieren acceder a la red terrorista pero no saben cómo, no podrían hacerlo”. Es en este terreno en el que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están focalizando últimamente su atención. Según David Miquel, “si consiguiéramos detener a este tipo de orientadores, se avanzaría mucho en la lucha contra el terrorismo islámico”.

martes, 11 de julio de 2017

Miguel Ángel Blanco: "Y ahí estuve yo..."

Manifestación en Madrid tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco.
(Imagen: Antena3 tv)


Y ahí estuve yo... Hace 20 años. Indignada, dolida, cabreada, impotente... Llorando por aquel asesinato despiadado que marcó un punto de inflexión en la lucha contra ETA.

Y ahí estuve yo, comos tantos y tantos millones de españoles que se movilizaron masivamente para condenar el terrorismo de ETA; como los propios vascos, que salieron a las calles sin miedo a la banda asesina; como esos ertzainas que se quitaron los pasamontañas para mostrar sus rostros diciendo 'aquí estamos nosotros y somos de los vuestros', de los buenos, de los que no mataban, de los que lucharon por la libertad desde las instituciones, desde los medios de comunicación, desde la calle...

Y ahí estuve yo, hace 20 años, con mis manos blancas y cargada de rabia, una rabia que ahora vuelvo a revivir, una rabia que ahora vuelvo a recordar... porque ahora, con 20 años más a mis espaldas, estoy reviviendo cada segundo, cada minuto, cada hora de esa maldita cuenta atrás que acabó contigo, Miguel Ángel Blanco.

Y ahí estuvimos todos, los buenos, los que no pegábamos tiros en la nuca, los que queríamos vivir en paz, los que siempre creimos que vuestro final, el de ETA (el de vosotros, asesinos cobardes que no dábais la cara y os lo 'hacíais todo encima' cuando os detenían), llegaría algún día... Sí, ahí estuvimos todos, plantándoos cara. Y fuimos más fuertes porque os hemos ganado, hemos conseguido que tu muerte, Miguel Ángel Blanco, no fuera en vano.

Ésta es nuestra venganza; vuestro final. Aunque sigáis en las instituciones, algún día también dejaréis de estarlo. Nada es para siempre; vuestra lucha no fue para siempre... Pero vuestros asesinatos sí. Esos nunca los podremos olvidar.

NUNCA, nunca podré olvidar, como tampoco España entera, aquel vil asesinato, y los que hubo antes, y los que hubo después... NUNCA.

sábado, 15 de octubre de 2016

La desconocida labor de los directores de comunicación

Imágen de Jaume Barris (encomunicacion.es)

Hacía mucho tiempo que no actualizaba mi blog y hoy he tenido la necesidad de hacerlo para dar a conocer, porque probablemente muchas personas lo desconocen, el trabajo que realiza un Director de Comunicación (a los efectos, Dircom).

Se presupone, o así debería ser, que un responsable de comunicación en una empresa debería ser, cuanto menos, licenciado (ahora graduado) en Ciencias de la Información, y más concretamente en Periodismo, porque es en esta rama de las Ciencias de la Información/Comunicación donde se adquieren las habilidades necesarias (y se profundiza lo suficientemente en ellas) para desarrollar las funciones de redacción esenciales para transmitir los mensajes de manera oportuna, correcta y con claridad expositiva (y lo digo por la experiencia adquirida tras más de siete años como docente de Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid), pero como el intrusismo profesional es algo generalizado en nuestra profesión y "todo el mundo sabe y opina sobre periodismo", pues a veces hay personas sin formación que ocupan puestos que no les corresponden (si fuese en medicina, no habría cirujanos operando sin la titulación correspondiente).

Sin embargo, el Dircom con formación y con ganas de trabajar, siempre aporta un valor añadido: como por ejemplo, enfrentarse a un folio en blanco y saber cómo titular, cómo escribir y cómo enfocar la información para que llame la atención; sabe a qué fuentes acudir para darle credibilidad a la información; conoce perfectamente cómo funciona el 'mundillo' del periodismo y sabe qué es lo que 'vende' y lo que no; tiene contactos a los que acudir para pedirles el 'favor' de que le publiquen esta o aquella noticia; sabe que la inmediatez es fundamental y que si dejas las cosas 'para luego', dejan de ser noticia...

Un Dircom elabora el plan estratégico de comunicación de una empresa, asume la responsabilidad de la imagen y de su reputación corporativa, y cuando los demás piensan que algo debería haberse hecho 'en este preciso momento', el responsable de comunicación ya tiene pensado cuándo y de qué manera se debe hacer. Nada es fruto de la improvisación. ¿Por qué? Porque un responsable de comunicación que se precie lo tiene todo pensado... Y si no, tiene la capacidad suficiente de reacción como para actuar rápidamente con el objetivo de dar visibilidad a su empresa.

¿Los horarios? No, eso es algo que en periodismo no existe. Al menos, en el periodismo vocacional. Si no atiendes a un periodista ahora... mañana ya no le interesará la entrevista que te solicitaba. Si a las doce de la noche se ponen en contacto con el Dircom porque a esa hora son los programas deportivos... hay que estar ahí, sobre todo, si el equipo del Dircom de una empresa se limita a una sola persona: es decir, el propio director de comunicación. Pero muchas de esas funciones no se ven y es de justicia ponerlas en valor.

A veces, los Dircom tienen que 'parar goles' para evitar informaciones negativas (que luego son muy difíciles de contrarrestar, porque hay un dicho popular que tiene mucho valor en este caso: "difama que algo queda"). A veces, las gestiones para realizar una entrevista, un reportaje, una noticia... no se limitan a dos minutos de conversación. Son necesarias muchas horas, mucha dedicación, mucha implicación, mucha motivación y una gran dosis de 'creer en lo que haces' para que las cosas salgan... y que salgan bien.

El trabajo que hay detrás de lo que el común de los mortales ve luego en prensa, radio o televisión, conlleva muchas horas de trabajo, muchas veces no reconocidas ni valoradas. No hay festivos, no hay límite de horas, no hay vacaciones... Eso me decía un compañero de deportes de fin de semana de TVE (y perdón por citar un ejemplo personal), cuando en el mes de agosto hablé con él sobre la gran noche olímpica del karate español. "No estoy en la redacción, Ángeles, pero se lo paso a los compañeros; ya sabes que los periodistas estamos siempre al pie del cañón". Y así es y así entiendo yo el periodismo en estado puro.

El Dircom, en definitiva, lleva a cabo, entre otras, las siguiente funciones:

-Planifica la política informativa de la empresa para consolidar su imagen y su reputación corporativa.

-Elabora el plan estratégico de lo que se quiere conseguir, cómo conseguirlo y cuándo conseguirlo. (Para todo hay un momento oportuno. Hay épocas en las que es más fácil 'colocar' contenidos por diversos factores... que ya tiene en cuenta el responsable de comunicación, porque conoce el medio en el que desenvuelve, precisamente porque para eso se ha preparado).

-Elabora la información, con el enfoque que más puede llamar la atención a los medios de comunicación, y la difunde, aportando todos los datos necesarios (en ocasiones imágenes grabadas con el propio teléfono móvil, audios para las radios, fotografías para la prensa escrita, etc.) para facilitar el trabajo de los compañeros periodistas (si les das una buena información, te garantizas que transmitan el mensaje que tú quieres transmitir).

-Cuenta con una buena base de datos y los contactos claves (que se consiguen a base de muchos años de trabajo y de cultivar las relaciones personales) para que la información llegue donde tiene que llegar y cuando tiene que llegar (sin gastar 'balas' innecesarias en noticias de menor relevancia... para cargar con toda la artillería cuando la noticia es de tal importancia que merece la pena que ocupe un mayor espacio informativo).

-Difunde la información de manera atractiva y con contenidos de calidad en página web y redes sociales (en cuantas más redes sociales esté presente la empresa, mejor), y utiliza sus propios canales de comunicación (llamadas directas a los compañeros, comidas de trabajo, envío 'masivo' de whatsapp, etc.) para asegurarse de que la noticia tiene la mayor repercusión posible.

-No escatima esfuerzos para conseguir su objetivo: cumplir con su misión, por responsabilidad profesional, de dar visibilidad a la empresa para la que trabaja, siendo consciente de que cada impacto informativo (dependiendo, claro está, del medio en el que aparezca) tiene un gran valor en términos de publicidad.

-Mantiene un trato cordial y constante con los compañeros de los medios de comunicación, porque así luego puede 'pedir' algunos favores (a veces se pueden hacer y otras veces no, 'por necesidades del guión') para que su empresa salga en los 'papeles'.

-Cuando no hay noticias, ¡se las inventa! Y ésa es la parte más complicada, porque no todos los días se generan informaciones, y es entonces cuando el Dircom tiene que pensar cómo seguir llenando espacios informativos, no sólo en los medios de comunicación; también en las redes sociales y en la página web corporativa. El 'goteo' de información debe ser constante.

-Está atento a campañas o mensajes relevantes (o con una sensibilidad especial) que surgen por iniciativa de organismos oficiales o entidades relacionadas con su sector para darles difusión. ¡Hoy por ti, mañana por mí! ¡La unión hace la fuerza! Se trata de una relación de reciprocidad que hay que mantener para ganarse el respeto de potenciales patrocinadores, seguidores y, por supuesto, de las instituciones.

-Informa de los éxitos de su empresa a los principales organismos del sector para que, 'si lo tienen a bien', envíen las felicitaciones oportunas. ¡Eso siempre viene bien y es un reconocimiento que tiene un gran valor!

-Propone nuevas iniciativas para mejorar la política de comunicación, porque lo que no se comunica, no existe. Probablemente haya personas que no crean en la importancia de la comunicación, pero vivimos en la era de la información, y si un buen Dircom consigue que haya muchos impactos informativos y que éstos sean siempre positivos, ¡eso significará que no ha hecho mal su trabajo! (Si esa política de comunicación se acompaña de un buen Departamento de Marketing/Comercial, obtener rentabilidad para la empresa será mucho más sencillo).

-Piensa en los mensajes a transmitir, que, como he mencionado anteriormente, casi nunca son fruto de la improvisación. Condensar en pocas palabras un buen mensaje no es fácil, y si hablamos de redes sociales como Twitter, esa capacidad de síntesis es fundamental. Hay que dar el mensaje de manera breve, clara y concisa... y sabiendo que va a tener la repercusión esperada.

-Rastrea las redes de comunicación de instituciones similares, no para copiar, sino para aprender. En el periodismo, como en todas las profesiones, hay que estar en constante actualización. Cuando uno piensa que lo sabe todo es que no ha leído a Karl Popper o no recuerda la célebre frase de Sócrates (que no voy a mencionar porque es harto conocida).

-Busca y recopila la información que aparece en los diferentes medios de comunicación y en las redes sociales para que los directivos y los trabajadores de su empresa estén al tanto de lo que se comunica al respecto.

Éstas son sólo algunas de las labores que desarrolla un Director de Comunicación (llámese jefe de prensa o responsable de prensa, a gusto del consumidor, aunque el término Dircom hace tiempo que se ha generalizado). Hay funciones que se ven y otras que no se ven, pero creo haber resumido los aspectos principales de esta figura que existe en la mayor parte de las empresas y que, como he dicho al principio, debería estar desempeñada única y exclusivamente por profesionales del Periodismo, que bastante mal están las cosas en la profesión como para que esos puestos los ocupen personas que no han invertido su tiempo y su dinero (y el de sus familias) en tener la formación adecuada.